Blog

Como escribir una novela que no sea una mierda

17/04/2019

Este artículo es una traducción al castellano de «How to Write a Novel that Doesn’t Suck» de August Birch

Está ahí dentro. Lo sé. Tienes un libro dentro de ti. Esa maldita cosa te quema un agujero dentro de tu cerebro. Quieres compartir un libro con alguien más que tu familia. Deseas crear una historia que a la gente le encantará, tal vez una novela que alguien COMPRARÁ.

Si esta es tu primera novela, es muy probable que el libro sea una mierda. Es un rito de inciación. Pero una vez que saques tu novela del cajón del escritorio, es hora de escribir el libro que la gente leerá.

Me llevó un montón de tiempo conseguir este método. Antes de publicar mi primer libro, escribí un puñado de novelas terribles que no funcionaron. Comencé de nuevo, escuché a autores exitosos y apliqué todo lo que aprendí. Aquí está mi historia:

Nueve pasos para escribir una novela que no apeste:

  1. Sigue al héroe: cada gran historia sigue el viaje del héroe (una secuencia de 12 pasos importantes que sigue el camino del personaje principal a través de la historia). El viaje del héroe resuena en nuestra cabeza a un nivel primordial. Las películas más exitosas siguen este camino. Sigue con eso y te ayudará a acertar los puntos correctos de tu historia en el momento adecuado. El viaje del héroe te ayuda a evitar que te pierdas hitos importantes que no debes pasar de largo. Por favor, evita el impulso de omitir esto.
  2. Plantea la pregunta: si deseas crear un un libro que de verdad enganche, debes plantear preguntas en la mente del lector. Termina cada capítulo con una pregunta. Comienza tu novela con una serie de preguntas. Termina tu novela con una pregunta. Odiamos las preguntas abiertas. Esas nos molestan. Queremos las respuestas. Seguiremos leyendo hasta que obtengamos las respuestas. Plantea preguntas y tu lector seguirá leyendo.
  3. A nadie le importa la alfombra: no uses demasiada exposición en tus escritos. Los escritores se vuelven muy pesados con sus descripciones de personajes y la construcción del mundo. Da la menor descripción posible. Proporciona solo descripciones que impulsen la historia. Todo lo demás es relleno. A nadie le importa el color de la alfombra en el comedor del personaje principal. A lo mejor a ti sí, pero a tu lector no.
  4. La gente es gente: es fácil cargarse el diálogo. Es difícil tener un buen diálogo. Me gusta observar a la gente en la calle y robar sus mejores frases. Hay toneladas de conversaciones de mis amigos en mis libros. Haz que tu personaje y tu diálogo sean similares a la realidad, pero no una copia exacta. La realidad no es tan emocionante. Es tu trabajo eliminar los trozos que los lectores omitirán.
  5. No olvides el nudo: el principio y el final de tu libro consumen el veinticinco por ciento de tu historia, cada uno. El cincuenta por ciento restante de tu libro es el nudo. Hay una forma especial de llamarlo en el mundo de la escritura llamado «el agujero del segundo acto». Este es el lugar donde los escritores se quedan sin cosas que decir. Tu libro tiene un principio, nudo y final. El nudo es donde desarrollas los personajes que amamos, tal vez tengas una gran batalla o dos y nos muestres por qué tenemos que preocuparnos por lo que sucede al final. El nudo es crítico. Nos dan ganas de leer hasta el final.
  6. Cumplir con las expectativas: cada género tiene una serie específica de tropos que los lectores esperan. Si escribes un misterio de asesinato es mejor que haya un asesinato. Aprende todos los tropos en tu nicho y no trates de ser elegante. Asegúrate de cumplir todas las expectativas del lector, o tu novela lo dejará insatisfecho y probablemente no regresará para tu próximo libro.
  7. Se inolvidable: copia una idea que ya funciona, o una historia que la gente ya ama. Haz la historia tuya. Pon tu estilo y tu sello en él, de esa forma ya has utilizado un marco exitoso. La historia hará que las personas se sientan como en casa, pero no pueden precisar por qué. Los autores hacen esto todo el tiempo. Piense en cuántas versiones de Cenicienta, Romeo y Julieta o Star Wars están escritas. Usa los clásicos como marco. Cambia los personajes, la ubicación y la historia. Comienza con un marco exitoso y es más probable que resuene con tu lector.
  8. Entra tarde y sal pronto: escribe escenas que ya están sucediendo a medida que se abren. No debes escribir sobre el personaje principal conduciendo al trabajo. Lo mostramos ya en el trabajo, o mientras entra por la puerta. Lo mismo con el final de una escena. La escena termina antes de que el personaje principal vuelva a casa. Mira algunos de tus programas favoritos de televisión en prime time. La televisión es perfecta en esta técnica.
  9. Permíteles ver la cocina: permite que tus lectores entren en escena, a través de su lista de correo electrónico y otros medios. Pregúntales qué quieren ver. Muestra a tus lectores dónde escribes y cómo desarrollas tus personajes. Convierte a algunos de tus mejores lectores en personajes de tus libros. Ofrezco a mis mejores lectores la oportunidad de ser una víctima en mis libros de suspense. Si dejas que tus lectores entren en la cocina se involucrarán en el proceso. Los lectores interesados, se sentirán más obligados a comprar lo que escribiste.
  10. No reinventes el clip: Sigue los métodos que funcionan. No intentes reinventar la estructura de la historia. Tener un marco para tu historia no limitará tu creatividad. Las estructuras proporcionan el andamiaje para escribir una mejor historia.

Esta tampoco es una lista exhaustiva. Hay muchas más técnicas que recopilarás a lo largo de tu viaje, pero estos diez consejos te ayudarán a comenzar

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.