Hace algo más de un año dudaba si lanzar mi libro, “El viaje de Tori: AGON” a través de una campaña de crwodfunding. Al final, una editorial pequeñita leyó (o eso creo) el manuscrito y aceptó publicarlo.

Ahora me he lanzado al plan inicial. Después de analizar los pros y los contras he decidido lanzar una campaña de crowdfunding en Verkami y vender directamente yo los libros, tanto a través de la página oficial como a través de Amazon.

Las diferencias con respecto a editar un libro con una editorial pequeña son incontestables:

  • Tuve que organizar yo mismo la presentación del libro. Al no estar en Madrid tuve que gestionar y buscar la sala donde presentar mi novela. Ahora lo voy a hacer completamente online, principalmente debido al confinamiento que estamos sufriendo en este año 2020
  • Yo hice (pagué) la corrección. La editorial se limitó a pasarle el corrector de word y echarle un ojo por encima.
  • Yo me curré la publicidad. Aparte de un post en las RRSS de la editorial y un par de ferias (una pequeña todo el día y una hora en la feria del libro de Málaga) no gestionó nada más de publicidad.
  • Los libros se imprimen bajo demanda de todas formas. La editorial no pagó ejemplares para tener en stock más allá de los que llevé a la presentación.
  • El porcentaje que gano por cada libro es mucho mayor, y el precio del libro, impuesto y ligeramente caro.

Por todas estas razones me he lanzado a la autoedición pura. Ahora solo queda que se vendan tantos ejemplares de la segunda parte como se vendieron de la primera, y que la pandemia de COVID no le haya quitado a la gente las ganas de leer.

Ahora mismo, aparte de los retos ya afrontados en la primera parte, debo crear recompensas y hacer publicidad de toda la campaña e intentar que acabe en medios de comunicación de alguna manera.